El gran ajuste (I): ¿quién paga impuestos?

Le he estado dando bastantes vueltas al tema, y he decidido que en lugar de un post super largo explicando el ajuste del 11 de julio, lo voy a dividir en varios, de forma que la cosa se  haga más amena.

Lo primero: ¿de verdad hay que hablar tan largo y tendido del tema? Bueno, las medidas de ayer suponen 65 mil millones de euros. Eso seguro que quién más que menos lo ha leído.

¿Eso es mucho?

Pues significa que aproximadamente 5 euros de cada 100 que hay en España a partir de esta mañana se van a otro sitio. O mejor, que 15 euros de cada 100 que ingresa el estado, cambian de destino. Puede no parecer una barbaridad, pero significa que el gobierno de Rajoy ha hecho 3 veces más cambios respecto a lo que ellos mismos propusieron en los presupuestos hace 3 meses que Aznar respecto a González en toda su primera legislatura (cambio del 5 %). En resumen, sí, es mucho

¿Qué narices ha pasado con las cuentas del  Estado para estar así?

Como ya he comentado alguna vez, las actuaciones meramente presupuestarias como esta no nos van a sacar la crisis, ni nos han metido en ella. España en particular y Europa y el resto del primer mundo en general tienen problemas estructurales (es decir, de forma de entender la vida y de cómo se gana el dinero) que han conducido a la crisis que vivimos. No voy a entrar en ellos hoy, hoy me voy a quedar solo con el presupuesto público.

A grandes rasgos, el Estado Español es la empresa más grande del país, que nos proporciona los muchos servicios: educación, sanidad, pensiones, seguro por desempleo e infraestructuras se vienen a comer el 80% de los recursos. La particularidad de esta empresa es que todos los ciudadanos somos accionistas a partes iguales (sí, ya sé, el sistema electoral no es exactamente 1 persona 1 voto, pero a este nivel me vale).

Como tiene esta particularidad, la mayoría ha decidido que los servicios anteriores  se dividan de forma progresiva:  quien más tiene, más paga. Esta es la idea de los impuestos directos, que en España serían fundamentalmente las “rentas del trabajo” de nuestra declaración.  Por ejemplo, por cada euro que yo pongo para el estado por mi contrato de investigador, Iniesta pone 2100 euros por su contrato con el Barcelona. Y ojo, que su contrato es “solo” 600 veces mayor que el mío.

Olvidándonos por un momento de como repartimos la factura de los servicios publicos, y centrándonos simplemente el hecho de que hay que pagarla que hay en el país (=Producto Interior Bruto), me he entretenido un rato haciendo una gráfica de ingresos (líneas con puntos) y gastos públicos de españa, francia, y la media de la zona Euro en los últimos 10 años.

Fuente: el Menda lerenda con datos de eurostat y paciencia

IMPORTANTE: la gráfica está en proporción al PIB, en principio no tiene que ver con lo rico que se es. Un país puede ser muy pobre y tener un gasto público de 85 euros de cada 100 (Cuba). A donde quiero llegar es que si los ciudadanos nos pusiéramos de acuerdo mañana mismo podríamos estar por encima de Francia, o bajar 20 puntos al nivel de México

Lo primero que vemos es que el tamaño del sector público español se ha pasado años  a un paso de  europa. Esto resulta curioso, porque disfrutamos de servicios similares al resto de la zona Euro. ¿Cómo lo hacemos? Pues aunque esto suene raro, parece que el sector público Español (profes, medicos..) es bastante más eficiente de la fama que tiene. Sin tener el dato, me apuesto a que tenemos el menor número de trabajadores no cualificados necesarios para pagar el salario de un médico. Y aún así la medicina es la carrera más demandada entre los jóvenes. Eso es un éxito social tremendo.

Pero en 2008 llegó Paco con las rebajas: en el lado del gasto, como vemos en toda europa aumenta. Esto ocurre por dos causas:

  • Aunque haya menos dinero en el país, la gente se sigue poniendo enferma, necesitando escuelas, por lo que de cada 100 euros hay, se gasta más en estos servicios
  • El paro: los parados pasan de directamente de producir ingresos para el Estado por sus impuestos, a gastos por su prestación.

Como los dos efectos han ocurrido de manera más acusada en España (hay más recesión y más paro) es hasta cierto punto esperable que los gastos suban más que en Europa.

Pero aquí viene el fenómeno inexplicable…[música de expediente X]…

¿Por qué mientras en el resto de europa se mantienen los ingresos públicos en España se van al suelo?

Me temo que aquí está la madre del cordero. Si el sistema de impuestos estuviera medianamente bien diseñado, aunque se recaudara menos en número de euros por la recesión, se deberían seguir recaudando el 40 de cada 100 que hay en el país. Como vemos en la gráfica, esto no está ocurriendo.

¿Quién paga impuestos? 

Os invito a hacer conmigo la siguiente cuenta de la vieja. Vamos a calcular “grosso modo” cuanto contribuye al Estado un mileurista. (A quién no le gusten números que se lo salte)

  • Con 1000 euros libres de impuestos y 14 pagas, corresponden a un salario anual bruto de 17480. (1000 euros liquidos los meses normales y 2 pagas extra de 1100)
  • Para pagarnos 17480 anuales, nuestro empresario tiene que pagar a la SS adicionalmente 29.9 %, es decir, 5226 euros adicionales. En total, un “mileurista” produce 22706. 
  • En total, antes de llegar a la cuenta de trabajador, el Estado ha tomado un 38% de impuestos.
  • Pero…ahora viente el consumo, supongamos que nuestro mileurista paga 400 euros de alquiler (exento de IVA), se gasta en comida de supermercado 150 euros (al 4%), en bares y restaurantes 100 euros (al 8%) y 350 en el resto de cosas (al 18%). Solo ahorra las pagas extraordinarias.
  • Así pues, de IVA, paga 924 euros al año. Esto significa el 4 % de su producción bruta.
  • Los impuestos especiales sobre tabaco, gasolina… los estimo en el 2% teniendo en cuenta q su recaudación total es la mitad que la del IVA

En total, un mileurista contribuye al sector público con un 44 % de su producción total…..pero espera, ¿no habíamos quedado que cuanto más se cobra más se paga?…¿entonces como es posible que si un mileurista paga el 44% el Estado en su conjunto solo recaude el 35 %?

¿Con o sin IVA?
Aunque no me parece la causa principal, el fraude fiscal de “toda la vida”, “hágame usted la factura sin IVA”, probablemente tiene algo que ver. Digo que no me parece la causa principal de la baja recaudación por cada 100 euros de PIB, porque la economía sumergida tiene un efecto más de aparentar una reducción de PIB. Si un fontanero te cobra en “B” ese intercambio ya no queda registrado, aunque luego el fontanero se compre una tele con ese dinero y ahí ya sí pague el IVA y contribuya al PIB.

Ejemplifico esto, porque ahora parece que el gobierno le ha dado por culpar de los males de españa a las facturas en “B”. Aunque este es un argumento que mucha gente comprará al tener a su cuñado el que “no declara ni dos duros”,  yo soy de la opinión de que el fraude a través de economía sumergida tiene más problemas desde el punto de vista ético-moral en una sociedad  y de imagen al exterior (la cara al explicarle a un finlandés “trucos españoles” para no declarar es algo que no olvidaré) que problema económico de financiación real. Esta opinión la soporto en el reportaje de NYT sobre la economía sumergida en Sevilla, que se hacía eco de una recomendación de la OCDE que decía que no merecía la pena luchar contra ese fraude fiscal a pequeña escala, por motivos tanto técnicos (es caro de detectar para la suma defraudada) como sociales (las “chapucillas en B” como complemento a los 426 euros están sacando familias adelante). Además los técnicos de Hacienda llevan años diciendo que el 70 % del fraude lo comenten las grandes empresas, y que no se va contra ellas por falta de voluntad política.

Deducciones, tipos nominales y tipos efectivos

¿Qué palabras más feas, verdad? Vamos por partes. Estabamos buscando razones por las que el Estado solo ingresa el 35 % del PIB cuando un ciudadano de ingresos modestos contribuye con un 44%. Las razones principales que he conseguido identificar son 2 fundamentalmente.

La primera tiene que ver con las deducciones. Los distintos gobiernos, en aras de promover la actividad económica, o eso decían, han ido añadiendo un esquema de deducciones bastante enrevesado. Por ejemplo, no sé si ahora esto funciona todavía, pero si sacabas a alguien del paro no tenías que cotizar por el durante un año. Esto se presta al fraude de forma escandalosa, con ETTs y empresas de servicios que rotan las plantillas (despiden y contratan) para aprovechar las ventajas. Y ya hemos visto que la contribución más importante de un trabajador es lo que su empresario ingresa a la seguridad social.

Además, las empresas, como las personas, pagan impuesto por los beneficios. En España se supone que un 25-30% lo que nominalmente es igual al resto de europa. Sin embargo, periódicamente los gobiernos sacan “medidas de estímulo” para que puedan deducirse partes de sus impuestos. ¿Cómo de lejos ha llegado esto? Pues estamos en 12.5 % de tipo de efectivo en grandes empresas….que deberían pagar un 30.

Conviene señalar que el esquema de deducciones hace el sistema siempre más complicado (ya ni hablamos si las deducciones son distintas en Ávila que en Madrid), y esto siempre beneficia a las grandes empresas: el coste del abogado/asesor para encontrar deducciones puestos tiende a ser el mismo para una empresa de 1 trabajador que para una de mil. A la empresa grande le merece la pena, y a la pyme no. Solo de pensar la cantidad de gente que tiene que estar trabajando para conseguir encontrar triquiñuelas legales que permitan a Telefónica o a El Corte Inglés tributar a menos del 15 es para ponerse enfermo.

Rentas de capital

En palabras sencillas, son “el dinero que no se gana trabajando”. Ejemplos pueden ser el alquiler para vuestro casero, o el reparto de ganancias de una empresa  de la que se es accionista….aquí viene la trampa…¿cuanto paga de impuestos un señor que ha ganado 14 millones en bolsa?….Pues como Iniesta, el 52%, tipo máximo, ¿no?

Pues no, las rentas de capital van a un tipo distinto de las del trabajo. Hasta el pasado enero eran un tipo fijo del 18%,  ahora varían en el arco 19%-27%, aunque la puesta en marcha de la medida no ha podido ser peor: los asesores tributarios han encontrado un resquicio para no tributar NADA de momento, a la espera de condiciones más favorables.

A un nivel prácticamente global, los impuestos de las rentas de capital se ha ido reduciendo sin parar en los últimos 20 años. El siguiente gráfico muestra como en Europa, y de manera más acusada en España,  cada vez “el dinero que SÍ se gana trabajando” es menor respecto al que se gana por otras vías.

¿Hasta que punto se han reducido los impuestos para estas rentas? Por ejemplo en USA, con Clinton estaban al 29 %. Hoy están al 15%. Un millonario como Mitt Rommey, candidato a la casa blanca, paga el 15.6% de tipo efectivo como señala el Nobel Paul Krugman en su artículo sobre tasas a los ricos.

¿Y en España? Pues como diría Piqueras, la situación es…..dantesca. Vicenç Navarro elaboró con datos de Eurostat una comparativa entre los impuestos que pagan  un obrero de una manufactura, y el 1 % más rico poniendo como referencia Suecia (país con estado de bienestar más desarrollado).  Aquí adjunto sus resultados.

Como resulta inmediato comprobar, si mañana decidiéramos alcanzar el nivel de bienestar de Suecia (que es algo que podemos decidir, insisto que no tiene que ver con ser rico, sino con la voluntad de contribuir), un obrero que hoy paga 10 euros de impuestos, tendría que pagar 13. Sin embargo el 1% más rico tendría que pagar 50 por cada 10 que paga hoy.

Conclusiones

  • El problema de déficit público en España tiene más que ver con los ingresos que con el  elevado gasto.
  • Es sistema de impuestos se ha mostrado completamente ineficaz para retener una proporción fija de la riqueza racional en cuanto se ha estancado el crecimiento
  • En el sistema actual, la contribución real de las rentas modestas es superior a la de las rentas elevadas. Si comparamos con otros países de europa, los ricos de España apenas pagan impuestos.
  • Hay 350 señores sentados que acuden “a diario” a la Carrera de San Jerónimo cuyo trabajo es proponer una solución. Veo absolutamente imposible que la encuentren si ni siquiera parecen haber identificado el problema. La única fuerza política que denuncia las bajas tasas efectivas a los ricos es Izquierda Unida, pero también lo hacía cuando las tasas eran altas 20 años atrás. Básicamente, los discursos de los partidos no han cambiado desde entonces, cuando la situación ha cambiado, y mucho, como acabamos de mostrar.
  • Mientras no se identifique el problema se seguirán dando palos de ciego sin criterio: subida del IVA, retrasar la jubilación, reducir servicios sociales…que no son más parches. Si no son capaces de resolverlo los dirigentes actuales, que se aparten y dejen sitio a gente más capaz. En España hay gente brillante en todos los campos, pero eso sí, igual no son coleguitas ni los que te han apoyado siempre en el partido.
  • Tan inquietante como la falta de conciencia de los políticos me resulta la falta de denuncia de la situación en los grandes medios de comunicación. Para encontrar esta información he tenido que ir a blogs especializados, digitales minoritarios y medios de comunicación extranjeros. Cabe preguntarse hasta que punto los medios de comunicación pueden ser independientes si el 90% de sus ingresos vienen por publicidad de las grandes corporaciones que controla a su antojo el 1%. Hace tiempo que pienso que pagaría 5 euros por un periódico sin publicidad, al menos tendría la certeza de que su objetivo es informarme.  Y en este punto hago mención especial al diario más leído de España, El País, de línea supuestamente socialdemócrata, cuyas portadas se han convertido en un mero marcador de la prima de riesgo y cuyo editorial sobre este ajuste, de título idéntico a esta serie de entradas, pasa completamente de puntillas sobre la poca contribución de los ricos y las grandes empresas a erario público. Señores de El País, para poner el valor actualizado de la prima de riesgo no es necesario un periódico, basta con el tele-texto. De su periódico espero bastante más.

Espero que esta sábana os resulte interesante, nos vemos en la segunda parte!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a El gran ajuste (I): ¿quién paga impuestos?

  1. Manuel Herrera dijo:

    Es una forma sencilla de explicar lo que pasa, el problema es el ingreso no el gasto, aunque tanto en uno como en otro parámetro quien o en quien y cómo se plantean. Esa es la línea que diferencia ideológicamente a unos u otros gobiernos, a quien le pido el dinero y en qué o con quién me lo gasto.
    Un matiz a tu planteamiento sobre el fraude de sin IVA o con IVA, en ese caso lo de menos es el IVA defraudado, lo de más es la renta oculta que viene determinada por la inexistencia de pruebas materiales en las que sustentar el fraude. Claro que es un problema de comportamiento moral pero de las arcas del estado también. Hay sectores de la sociedad enteros que defraudan TODO lo que ingresan, voy a poner un ejemplo muy claro, el de mi primera profesión, los abogados, no hay IVA que cobrar luego no hay fraude de IVA. Los médicos, idem. Los arrendadores? idem. Eso es poco en terminos de renta nacional? yo creo que es mucho, pero es verdad que es dificil de demostrar. Uno de los criterios que me enseñó mi profe de Fiscal, Manuel González, es el de los signos externos, pero claro para eso hay que mover el culo y demostrar que el bien comprado no tiene un valor de mercado asimilable a la renta declarada. Es más fácil hacer ir sistemáticamente a un separado o divorciado a demostrar que es verdad que paga la pensión de alimentos y sancionarle por pagar mas de lo que se estipuló por acuerdo regulador.
    Compara en tu entorno quién ha sido investigado más veces, el asalariado, tres veces, manda narices.

    • Igual me he expresado mal: por supuesto que el fraude por economía sumergida supone menos ingresos para el estado a parte del IVA. Me referia a que como esas ganancias extras no se incluyen tampoco en el PIB salvo indirectamente (lo del fontanero que compra la tele), no parece ser un factor que explique la caída de ingresos públicos con respecto al PIB desde 2008. Pero vamos, que es una teoría y como tal puede estar equivocada.

      En todo lo que afirmas, completamente de acuerdo

  2. Manuel H. dijo:

    Una puntualizacion nada más, y nada menos, no se si es significativo en términos macroeconómicos pero es bien cierto que según aparecen los momentos económicamente mas críticos se produce un incremento de la ocultación de ese menor movimiento, es un efecto reflejo derivado entre otras cosas del descenso de la credibilidad del sistema formal.

  3. samu dijo:

    No jodas que hay una segunda parte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s